Cargando...

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

LAS MERINDADES INTRO. GENERAL TURÍSTICA LA MERINDAD DE CUESTA URRIA
LA MERINDAD DE CUESTA URRIA

Al norte de la Sierra de la Tesla, entre los fértiles valles de los ríos Nela y Jerea se reparten la treintena de pequeños pueblos que componen esta histórica Merindad de Cuesta Urría.

Estos ríos vertebran un extenso y contrastado territorio donde domina el cultivo cerealista. Aquí  encontramos lugares de gran belleza natural como las empinadas laderas de La Tesla, las riberas del Nela y del Jerea, los intrincados relieves de la sierra de Cuesta Urría y el estrecho desfiladero de Quintana-Entrepeñas, en los límites de la Sierra de Árcena.

Mijangos: una avanzadilla visigoda
Este espacio abierto fue durante los siglos del dominio visigodo una zona de contacto con los pueblos del norte, cántabros y vascones. Desde época tardorromana, en torno al cercano paso natural del desfiladero de la Horadada se desarrolló un espacio de poder, de control político y de expansión religiosa con un doble eje: una fortificación de carácter militar situada en un lugar estratégico, la de Tedeja, y un centro habitacional y religioso al pie de la Tesla y a orillas del Nela, en Mijangos. Sin embargo, la desaparición del poder político visigodo no trajo consigo su destrucción, sobreviviendo durante los primeros siglos medievales como estructura territorial en el alfoz de Tedeja.

Arquitectura medieval
Fue Pedro Fernández de Velasco, primer señor de Medina, quien construyó sobre una inaccesible atalaya rocosa, a finales del siglo XIV, el castillo de Urría o de Montealegre, con el fin de controlar el territorio situado al norte de la Sierra de la Tesla por el que se extendían su señoríos.

Muy cerca de allí, en Paralacuesta, la torre de los Quintano, levantada a comienzos del siglo XVI es un buen ejemplo de arquitectura señorial. Del mismo siglo XVI data la torre defensiva de Villapanillo, que formaba parte de la muralla medieval. En otras poblaciones se levantaron palacios y casonas blasonadas en siglos posteriores.

Arquitectura religiosa. “Con este signo se protege al piadoso...”
Una lápida de origen prerrománico con una inscripción fue hallada en la pequeña iglesia de Ael. La portada de la iglesia de San Millán de Almendres es el icono románico de la merindad.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Con otros añadidos, las iglesias de Baillo, Villamagrín, Mijangos, Urría, Paralacuesta y Valdelacuesta, entre otras, conservan su estructura y elementos decorativos de estilo románico.

El monasterio de clarisas de Santa María de Rivas de Nofuentes conserva parte de su estructura original del siglo XV que armoniza con otros estilos arquitectónicos. Los templos de otras poblaciones, construidos en siglos posteriores, destacan por su gran volumen.

En la ermita de Baillo se celebra anualmente una animada romería.

Semana Santa de Extramiana
Con motivo de la Semana Santa se celebran las procesiones propias de nuestro país destacando la de Extramiana por su representación viviente de la Pasión de Cristo por los vecinos de la propia villa.


QUE PUEDES PUEDES VER

La Sierra de la Tesla
Al sur del municipio y sirviendo de frontera natural con el vecino Valle de Valdivielso, se eleva la emblemática Sierra de la Tesla. Enmarcada entre los desfiladeros de los Hocinos (Valdenoceda) y de la Horadada (Trespaderne), este espacio está incluido dentro de la Red Natura 2000 con la declaración de Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Ribera del Nela
El río Nela, en su camino hacia el Ebro, riega las fértiles tierras de la Merindad de Cuesta Urría. En su entorno podemos encontrar chopos, sauces y alisos además de numerosas especies de anfibios, reptiles y aves. Sus riberas están incluidas dentro de la Red Natura 2000 como LIC (Lugar de Importancia Comunitaria).

Iglesia de Santa María (Mijangos)
En las inmediaciones de Mijangos se han descubierto restos arqueológicos de un asentamiento de origen tardo-romano, concretamente del siglo V. Se trata de una iglesia, reconstruida en época visigoda, que presenta triple cabecera y necrópolis con enterramientos de diferente índole.

Torres y Castillos
La etapa medieval ha dejado en el municipio varios edificios fortificados como el torreón de Villapanillo, la Torre de los Quintano, en Paralacuesta y el castillo de Urría o de Montealegre que se eleva en las faldas de la Sierra de la Tesla. De época contemporánea es el curioso castillo de Cebolleros, ya que sus muros están construidos en mampostería con cantos rodados del cercano río Nela.

Senderos y otros caminos
El sendero de gran recorrido GR-85 Ruta de los Sentidos atraviesa el noreste del municipio por la localidad de Quintanilla Montecabezas. El GR-1006 Ruta de los Monteros enlaza Espinosa de los Monteros y Oña y recorre siete kilómetros del municipio, desde Pradolamata a Arroyuelo, pasando por Nofuentes, en su camino hacia Tobalina.

Otro sendero, el PR-BU 150 La Calzada, enlaza la Iglesia de Santa María de Mijangos con el Centro de Interpretación Arqueológica La Horadada, en Trespaderne.

Hoz de Quintana Entrepeñas
En las inmediaciones de la localidad de Quintana Entrepeñas, en el extremo noreste del municipio, el río Jerea, procedente del Valle de Losa, forma un pequeño y bello desfiladero conocido como la Hoz de Quintana.

Conjunto de Mijangos
El conjunto urbano de Mijangos conserva aún su aspecto medieval. Su trazado urbano se caracteriza por el escaso frente edificatorio de sus casas alineadas según la tipología conocida como de “parcela gótica”. Algunas casonas, dos torres y el puente que cruza el cauce del Nela, refuerzan el carácter medieval del conjunto.

Necrópolis de Bergonda (Urría)
En un vallejo, entre Mijangos y Urría han aparecido diferentes tumbas altomedievales de lajas y antropomorfas datadas entre los siglos VIII y X. Su localización es compleja.

El Legado Románico
El Románico ha dejado su huella en la sencilla iglesia de Santa Isabel de Ael que guarda una pequeña portada con decoración geométrica y varias cabezas. En Baillo, su iglesia de San Antolín consta de una única nave rematada en ábside semicircular y pórtico en uno de sus laterales. Los canecillos se decoran con motivos geométricos, animales y personas. La iglesia de Villamagrín conserva su primitiva estructura románica y resalta por su ábside.

La Iglesia de San Millán, en Almendres, es una de las joyas del románico de Las Merindades. Destaca del conjunto su portada decorada con arquivoltas y capiteles de temática vegetal y animal, donde podemos admirar, entre otros elementos, pétreos dragones. 

Otras iglesias, como las de Quintanilla Montecabezas, Urria, Mijangos o Paralacuesta aún conservan algunos elementos de su primitiva construcción románica.

Convento de Santa María de Rivas (Nofuentes)
El monasterio de clarisas de Santa María de Rivas, situado en lo alto de Nofuentes, conserva una parte importante de su estructura original del siglo XV. Es un conjunto en el que se armonizan diversos estilos arquitectónicos, predominando los elementos góticos y renacentistas.

El apoyo del obispo burgalés Luis de Acuña y las donaciones de importantes familias como los Velasco y los Mendoza son la razón de la importancia que tuvo este monasterio.