Cargando...

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

LAS MERINDADES INTRO. GENERAL TURÍSTICA TRESPADERNE
TRESPADERNE

Los ríos Nela y Jerea, próximos a su confluencia con el Ebro, al que encuentran saliendo del angosto desfiladero de la Horadada, son los ejes que vertebran el territorio. Siete localidades conforman este municipio: cuatro de ellas (Arroyuelo, Palazuelos, Tartalés y Trespaderne) pertenecieron hasta el siglo XIX a la Merindad de Cuesta Urría y las otras tres (Cadiñanos, Santotis y Virués) al Valle de Tobalina.

Estos pequeños conjuntos rurales resaltan por su arquitectura popular, que convive con otras casas que muestran  escudos y elegantes portadas. Pequeñas ermitas, humilladeros, potros de herrar, fuentes, abrevaderos y lavaderos, son otros tantos ejemplos de arquitectura popular.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



QUE PUEDES PUEDES VER

El castillo y el alfoz de Tedeja
En la ladera de la Sierra de la Tesla, en un lugar con excelente control visual del paso  a través de la Horadada, resisten al paso del tiempo las ruinas del castillo de Tedeja, de origen tardorromano y considerado como el más antiguo de los que dieron nombre a Castilla. En torno a este castillo se configuró uno de los distritos territoriales, llamados alfoces, en los que se organizó el naciente Condado de Castilla.

Yacimientos y eremitorios
El eremitorio rupestre de San Pedro se localiza sobre Tartalés de Cilla, en las proximidades de la pista que asciende hacia Tartalés de los Montes. Muy cerca del Ebro, a ambos lados del arroyo de las Torcas, otro complejo eremítico con varios habitáculos excavados en la roca es conocido popularmente como “Cuevas de los Portugueses”. No muy lejos de este eremitorio se localizan los restos de un importante complejo poblacional, religioso y funerario de época visigoda: Santa María de los Godos.

El conjunto de Trespaderne “In castella vetula Transpaternum...”
A los pies del castillo de Tedeja, la villa de Trespaderne creció en torno al puente medieval que permitía cruzar el Nela. Las primeras noticias de “Transpaternum” proceden de un documento del año 1052. Durante siglos formó parte de la Merindad de Cuesta Urría y perteneció al monasterio de San Salvador de Oña.

En el conjunto de Trespaderne resalta su puente medieval, la fuente-lavadero, la casona del Priorato, la casa de los Condes de la Revilla, el palacio de la familia Fernández de Campo y la iglesia parroquial de San Vicente, del siglo XVII y con un buen retablo.

Parque Natural de Montes Obarenes-San Zadornil
Parte del término municipal de Trespaderne se encuentra dentro del Parque Natural de Montes Obarenes-San Zadornil. Es un espacio de enorme interés geológico, geomorfológico y reserva de la biodiversidad. En este entorno resalta el desfiladero de La Horadada, modelado por el Ebro entre las sierras de la Tesla y de la Llana, poblado de bosques de encinas, robles, sabinas, pinos, hayas e incluso tejos centenarios. Las riberas de los ríos Nela y Jerea, en el límite del espacio, presentan gran interés ambiental.

El Centro de Interpretación Arqueológica
El C.I.A. “Desfiladero de la Horadada”, ubicado en la antigua estación del ferrocarril Santander-Mediterráneo, muestra la importancia de este territorio a través de los yacimientos de Mijangos, del castillo de Tedeja, del eremitorio de la Torca o  “Cueva de los Portugueses”, de la iglesia rupestre de San Pedro y de la iglesia de Santa María de los Reyes Godos.

Los templos medievales
La iglesia de Tartalés de Cilla conserva parte de su estructura original románica del siglo XII. También en este estilo se construyó la iglesia de Palazuelos. En la iglesia tardogótica de San Nicolás de Arroyuelo se conservan algunos elementos de la primitiva iglesia románica.

Cadiñanos
La elegante fachada blasonada de la casa de los Medina-Rosales anticipa lo que sería el magnífico despliegue artístico que llevaron a cabo con la construcción de su palacio, del que hoy solo quedan las ruinas de su espléndida fachada.

Rutas para caminantes
El sendero PRC-BU 150, parte del Centro de Interpretación para llegar, a través de un pinar, a la iglesia de Santa María de Mijangos. Desde Frías, el sendero GR-85 pasa por Tartalés de Cilla y se dirige a Valdivielso. El “GR-99 Camino del Ebro” enlaza Tartalés de Cilla con Cillaperlata.